SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN – MONICIONES Y PETICIONES

 

MONICIONES

Inicial.

En el marco del 2º domingo de Adviento, celebramos hoy la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María.

 

En María encontramos los cristianos muchos ejemplos para seguir a Jesús: la disponibilidad, el servicio, el amor, el trabajo silencioso, la meditación y oración y muchos más.  En un mundo en el que ponemos tantas condiciones ante cualquier cosa que nos proponen, contrasta la disponibilidad de María, sin condiciones, ante el anuncio del ángel.

 

María, escogida como Madre del Salvador, ha sido liberada del pecado, y, esta gran obra de Dios, es también un anuncio de vida y salvación para nosotros.  Encendemos el 2º cirio de la Corona de Adviento, que va iluminando nuestro camino hacia la Navidad.

 

Primera Lectura.     

 

Dios nos hace libres, y el uso de esa libertad es lo que conforma y condiciona nuestra vida.  Por una mujer vino el mal al mundo, pero otra mujer nos trae al Salvador, que cura el mal en la raíz.

 

Segunda Lectura.

 

La esperanza nos invita a la paciencia.  Dios realiza su obra, pero no cuando nosotros queremos, ni como nosotros queremos.  Y su obra se extiende a todo el mundo.

 

Evangelio.

 

Dios nos llama a cada uno por nuestro nombre para encomendarnos su misión.  Aprendamos a darle una respuesta generosa y sin condiciones como María.

Puestos de pie cantamos aleluya.

 

PETICIONES        

 

  • Por la Iglesia, para que viva con humildad y gozo el anuncio del mensaje de Cristo a todos los hombres.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los jóvenes, para que escuchen las llamadas del Señor y le respondan sin miedos y con generosidad.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los gobernantes de pueblos y naciones, para busquen la concordia y la justicia entre todas las personas y pueblos.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los enfermos y los que sufren por cualquier causa, para que descubran la mano cariñosa de Dios en sus vidas.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía nos ayude a preparar el camino para que Jesús nazca en nuestro corazón.  ROGUEMOS AL SEÑOR

Oración de conclusión: (Colecta 2º domingo de Adviento)

Señor todopoderoso, rico en misericordia, cuando salimos animosos al encuentro de tu Hijo, no permitas que lo impidan los afanes de este mundo; guíanos has él con sabiduría divina para que podamos participar plenamente de su vida.  Por nuestro Señor Jesucristo…