SOLEMNIDAD DE LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR “A” – MONICIONES Y PETICIONES

MONICIONES

     

Inicial.  

 

Celebramos hoy la Solemnidad de la Ascensión del Señor, que forma parte del misterio salvador de la Pascua, que culminaremos el próximo domingo con la Solemnidad de Pentecostés.

 

Jesús, finalizada su misión en la tierra, sube al cielo ante la mirada de los apóstoles, para ser glorificado junto al Padre, y nos deja la tarea de continuar su obra, de ser sus testigos hasta los confines de la tierra.  Pero no nos deja solos.  Para esta tarea nos promete la fuerza del Espíritu Santo, que nos empuja a recorrer los caminos de la vida, trabajando para que el reino de Dios sea posible ya en este mundo.  En este día celebramos también la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

 

Iniciamos la celebración con la aspersión del agua, que nos recuerda nuestro bautismo.

 

Primera Lectura.

 

Escuchamos en el inicio de los Hechos de los Apóstoles, el recuento de los principales acontecimientos que dan fundamento a nuestra fe, hasta la marcha de Jesús al cielo.

 

Segunda Lectura.

 

La carta de San Pablo, es una oración pidiendo sabiduría y revelación para conocer a Dios y cuál es la esperanza a la que nos llama.

 

Evangelio. 

 

Escuchamos en el final del Evangelio de San Mateo, cómo Jesús al marchar al cielo, nos deja el encargo de ser sus testigos y nos promete su presencia consoladora todos los días y hasta el fin del mundo.

Aclamamos al Evangelio cantando Aleluya puestos de pie.

 

PETICIONES        

 

  • Por la Iglesia, para que viva con fidelidad el encargo de Jesús: “Id al mundo entero y haced discípulos de todos los pueblos”.  ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por las Vocaciones. Para que el Señor que sigue llamando a seguirle desde el sacerdocio y la vida consagrada, encuentre respuestas decididas en nuestras parroquias y comunidades. ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por los profesionales de los medios de comunicación, para que sean servidores de la verdad y de la solidaridad.  ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por las comunidades cristianas, para que el Señor las convierta en apasionadas anunciadoras de la Buena Noticia, también a través de los nuevos medios de comunicación. ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por todos los cristianos, para que no nos falte la fe y la esperanza, aún en los momentos en que todo se nos hace oscuridad y pesimismo a nuestro alrededor.  ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía nos lleve a dar testimonio de Cristo con nuestra vida y a descubrir su presencia en los hermanos.  ROGUEMOS AL SEÑOR