LITURGIA DE LA SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI “A”

 

22 DE JUNIO DE 2014

DIA NACIONAL DE CARIDAD                                             

Liturgia de las Horas – Cuarta Semana del Salterio

 

RITOS INICIALES

 

CANTO DE ENTRADA.

Alrededor de tu mesa, venimos a recordar, alrededor de tu mesa, venimos a recordar, que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad, que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad.

 

Hemos venido a tu mesa a renovar el misterio de tu amor, con nuestras manos manchadas, arrepentidos buscamos tu perdón.

 

SALUDO Y MONICIÓN.

 

ACTO PENITENCIAL.

 

GLORIA.

Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor.

 

ORACIÓN COLECTA.

 

LITURGIA DE LA PALABRA

 

PRIMERA LECTURA.

Lectura del libro del Deuteronomio 8, 2-3. 14b-16a.

 

Moisés habló al pueblo, diciendo: “Recuerda el camino que el Señor, tu Dios, te ha hecho recorrer estos cuarenta años por el desierto; para afligirte, para ponerte a prueba y conocer tus intenciones: si guardas sus preceptos o no.

Él te afligió, haciéndote pasar hambre, y después te alimentó con el maná, que tú no conocías ni conocieron tus padres, para enseñarte que no sólo vive el hombre de pan, sino de todo cuanto sale de la boca de Dios.

No te olvides del Señor, tu Dios, que te sacó de Egipto, de la esclavitud, que te hizo recorrer aquel desierto inmenso y terrible, con dragones y alacranes, un sequedal sin una gota de agua, que sacó agua para ti de una roca de pedernal; que te alimentó en el desierto con un maná que no conocían tus padres.”

PALABRA DE DIOS

 

SALMO RESPONSORIAL.  Salmo 147.

Antífona: Glorifica al Señor, Jerusalén.

 

Glorifica al Señor, Jerusalén; alaba a tu Dios, Sión: que ha reforzado los cerrojos de tus puertas, y ha bendecido a tus hijos dentro de ti.

 

Ha puesto paz en tus fronteras, te sacia con flor de harina.  Él envía su mensaje a la tierra, y su palabra corre veloz.

 

Anuncia su palabra a Jacob, sus decretos y mandatos a Israel; con ninguna nación obró así, ni les dio a conocer sus mandatos.

 

SEGUNDA LECTURA.

Lectura de la primera carta del apóstol San Pablo a los Corintios 10, 16-17.

 

Hermanos:

El cáliz de la bendición que bendecimos, ¿no es comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos, ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo?

El pan es uno, y así nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan.

   PALABRA DE DIOS

 

ALELUYA.

Antífona: Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo –dice el Señor-; el que coma de este pan vivirá para siempre.

EVANGELIO.

Lectura del santo Evangelio según San Juan 6, 51-58.

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre.  Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo.”

Disputaban los judíos entre sí: “¿Cómo puede éste darnos a comer de su carne?”

Entonces Jesús les dijo: “Os aseguro que si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.  El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.

Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.

El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.

El Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre; del mismo modo, el que me come vivirá por mí.

Éste es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre.”

PALABRA  DEL SEÑOR

 

HOMILÍA.

 

CREDO.

 

ORACIÓN DE LOS FIELES.

 

LITURGIA EUCARÍSTICA

 

OFERTORIO.

Canto:

Un niño se te acercó aquella tarde, sus cinco panes te dio para ayudarte, los dos hicisteis que ya no hubiera hambre, los dos hicisteis que ya no hubiera hambre.

 

También yo quiero poner sobre tu mesa, mis cinco panes que son una promesa, de darte todo mi amor y mi pobreza, de darte todo mi amor y mi pobreza.

 

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS.

 

PREFACIO Y SANTO.

 

PLEGARIA EUCARÍSTICA.

 

RITO DE LA COMUNIÓN

 

PADRE NUESTRO.

 

RITO DE LA PAZ.

 

CORDERO DE DIOS.

 

COMUNIÓN.

Canto:

Yo soy el pan de vida, el que viene a mí no tendrá hambre, el que cree en mí no tendrá sed.  Nadie viene a mí, si mi Padre no le atrae.

 

Yo le resucitaré, yo le resucitaré, yo le resucitaré, en el día final.  Yo le resucitaré, yo le resucitaré, yo le resucitaré, en el día final. 

 

El pan que yo daré es mi cuerpo, vida para el mundo.  El que siempre coma de mi carne, vivirá en mí, como yo vivo en mi Padre.

 

Yo soy esa bebida que se prueba y no se siente sed.  El que siempre beba de mi sangre, vivirá en mí y tendrá la vida eterna.

 

Sí, mi Señor, yo creo que has venido al mundo a redimirnos.  Que tú eres el Hijo de Dios y que estás aquí alentando nuestras vidas.

 

ORACIÓN.

 

ACTO EUCARÍSTICO

 

EXPOSICIÓN DEL SANTÍSIMO.

Canto:

No adoréis a nadie, a nadie, más que a Él. No adoréis a nadie, a nadie, más que a Él.    No adoréis a nadie, a nadie más.  No adoréis a nadie, a nadie más. No adoréis a nadie, a nadie más que a Él.

 

ESTACIÓN MENOR – ORACIÓN.

Canto:

Sea por siempre bendito y alabado el Santísimo Sacramento del altar.

 

Oración.

Señor, Jesús, cuerpo entregado y sangre derramada para la vida de los hombres.

Te pedimos por cuantos sufren los efectos materiales, morales y espirituales de la crisis que estamos viviendo.

Que cuantos celebramos hoy la memoria de tu vida entregada en el sacramento de la Eucaristía tengamos ojos abiertos para ver la aflicción de los que sufren, oídos atentos para escuchar su clamor y un corazón sensible para compartir en el amor sus sufrimientos y esperanzas.

Ayúdanos a ser valientes y creativos para regenerar nuestras vidas y los espacios sociales y económicos en los que vivimos.

Que pongamos lo mejor de nuestras capacidades y nuestros bienes a disposición de los hermanos con verdadero espíritu de comunión y participación, de responsabilidad y servicio.

Amén.

 

Canto:

Tantum ergo sacraméntum venerémur cérnui, et antiquum documéntum, novo cedat rítui;  praestet fides suppleméntum, sénsuum deféctui. Genitóri, Genitóque laus et jubilátio, salus, honor, virtus quoque, sit et benedíctio; procedénti ab utróque, compar sit laudátio.  Amén. Amén.

 

BENDICIÓN Y RESERVA

Canto:

Cantemos al amor de los amores, cantemos al Señor, Dios está aquí, venid adoradores adoremos, a Cristo redentor.  Gloria a Cristo Jesús, cielos y tierra, bendecid al Señor.  Honor y gloria a Tí, Rey de la gloria, amor por siempre a Tí, Dios del amor.