Don Manuel Gómez Orta, nombrado adjunto a nuestra Parroquia.

manuel gomez ortaDon Manuel Gómez Orta, sacerdote jubilado, ha sido adscrito a esta Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen de La Antilla para acompañar, ayudar a nuestro párroco, D. José Ramón y servir en las medidas de sus posibilidades a esta comunidad de Islantilla. Don Manuel ya llevó La Antilla siendo coadjutor de Lepe del 1965 al 70.

Sus primeras parroquias fueron Sanlúcar de Guadiana y El Granado. Su objetivo, hermanar a estos dos pueblos tan cercanos como divididos, cosa que consiguió a través de las juventudes de Acción Católica mediante convivencias que aún persisten.

A los tres años pasó a Lepe de Coadjutor, donde permaneció cinco años. Fue el que con los jóvenes de Acción Católica dio un gran impulso a la devoción de la Patrona, recuperó los terrenos perdidos del Terrón que habían pertenecido al Convento Franciscano y la Virgen de la Bella y construyó la Ermita en El Terrón.

 

Con los hombres de Cursillos de Cristiandad fue el promotor de la Cooperativa agrícola de la Bella, base del gran desarrollo agrícola de toda la zona. Por su traslado, quedó sin realizarse otro proyecto religioso-social en la calle Monjas, utilizando la Iglesia de la Piedad (actualmente inexistente) y los terrenos colindantes que a tal fin donaba la Viuda y familia de D. José Infante.

 

Pasó a Calañas y las minas de Sotiel Coronada y Torerera, durante dos años, para hacer frente a unos problemas singulares allí existentes en aquellos momentos.

 

Durante 39 años ha estado ejerciendo su ministerio en Isla Cristina, sirviendo también mucho tiempo a Pozo del Camino y, en cierta ocasión a La Redondela. En Isla al principio su labor consistió en trabajar con los pescadores y sus familias, elevando religiosa y humanamente la barriada marinera de Punta del Caimán de una situación deprimente en una barriada totalmente distinta. Fue el promotor de unas 120 viviendas para familias necesitadas. Inició la parroquia Ntra. Sra. del Mar en dicha barriada y construyó la Iglesia de la Playa Central con vivienda incluida.

 

A los 15 años pasó de esta Parroquia a la del centro Ntra. Sra. de los Dolores, donde ha dejado una parroquia viva y dinámica conforme a las necesidades actuales: Grupos de Oración, Cáritas, Catequesis, etc. Dejó además cinco viviendas para los sacerdotes residentes y los colaboradores en tiempos fuertes de turismo. Inició en el Arciprestazgo de la Costa el movimiento familiar de los Equipos de Ntra. Sra., de los que ha sido el consiliario del Sector Costa durante 20 años y aún continúa trabajando en este campo.

 

Desde su jubilación se trasladó a Lepe junto a su familia, celebrando la misa en Ntra. Sra. del Carmen en el barrio de La Pendola.

 

En ocasiones ha prestado los servicios de arcipreste y miembro del presbiterio del Arciprestazgo de la Costa.

 

En todos estos servicios ha dedicado su vida a la Iglesia y ha vivido su sacerdocio con total entrega, generosidad y actitud optimista a Cristo.