DOMINGO 6º DE PASCUA “A” – MONICIONES Y PETICIONES

 

MONICIONES                

Inicial.

 

El Señor resucitado nos convoca de nuevo, para celebrar la Eucaristía en este 6º domingo de Pascua, que nos aproxima ya a las fiestas de la Ascensión y Pentecostés, con las que finaliza el tiempo pascual.  Hoy, su palabra resuena con la misma frescura que en la primitiva Iglesia y el Espíritu sigue moviendo corazones para que vivamos en el amor y la verdad.

 

Celebramos también la Pascua del Enfermo, con la que culmina la Campaña que iniciamos el 11 de Febrero, con la Jornada Mundial del Enfermo 2014.

 

Iniciamos esta celebración con la aspersión del agua que nos recuerda nuestro bautismo.

 

Primera Lectura.

 

La actividad de los primeros cristianos era causa de alegría allí por donde pasaban, porque movidos por el Espíritu Santo, mantenían vivo el Evangelio de Jesús.

 

Segunda Lectura.

 

La carta de San Pedro nos hace una invitación a mantenernos fieles a pesar de las dificultades y a dar nuestro testimonio de esperanza basada en Cristo.

 

Evangelio.

 

El amor ha de ser el distintivo de la relación del hombre con Dios.  Y el Espíritu, que Jesús nos envía desde el Padre, nuestra defensa.  Además tenemos su promesa de no dejarnos solos.

Aclamamos al Evangelio cantando Aleluya puestos de pie.

 

PETICIONES        

 

  • Por la Iglesia, para que haga presente en el mundo el misterio del amor de Dios, que vino a curar, fortalecer y dar vida.  ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por los enfermos, para que en medio de su dolor, se sientan cercanos al Dios de la vida.  ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por los que rigen los destinos del mundo, para que el Señor los ilumine en su tarea y promuevan políticas de ayuda y respeto con la vida.  ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por los que atienden, visitan y cuidan de los enfermos,  para que sean sacramento de esperanza para el que sufre.  ROGUEMOS AL SEÑOR.

 

  • Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía nos ayude a amarnos como Dios nos ama y a estar cerca del que sufre.  ROGUEMOS AL SEÑOR