DOMINGO 23 DEL TIEMPO ORDINARIO “C” – MONICIONES Y PETICIONES

 

MONICIONES

 

Inicial. 

 

Como luego escucharemos en el Evangelio, también aquí nos hemos reunido muchas personas que queremos acompañar a Jesús.

 

En este encuentro nos va a recordar que, seguir su camino exige esfuerzo, renuncias, que para ser sus discípulos hemos de tener un compromiso claro, un testimonio de vida y abrazar la cruz que Él abrazó.

 

Vamos a pedir en esta Eucaristía, la fuerza y la ayuda que necesitamos del Señor, para ser fieles a lo que Él espera de cada uno de nosotros.

 

En este domingo que coincide con la fiesta de la Natividad de la Virgen, la tenemos también presente, ya que sin duda, María es nuestro auxilio y modelo en el seguimiento a Jesús.

 

Primera Lectura.

 

El sabio reflexiona con realismo sobre nuestra vida y nuestra relación con Dios.  Lo escuchamos.

 

Segunda Lectura.

 

Onésimo, esclavo de Filemón, se ha fugado de la casa del amo y va a parar a la cárcel donde se encuentra con Pablo.  Ahora escuchamos, cómo Pablo lo envía de nuevo a Filemón y le pide que lo acoja cristianamente.

 

Evangelio.

 

Jesús se deja acompañar en el camino por mucha gente.  Pero marca con radicalidad las exigencias que ha de cumplir el que quiera ser de verdad su discípulo.

Puestos de pie cantamos aleluya.

 

PETICIONES        

 

  • Por la Iglesia, para que viva con fidelidad las exigencias del Evangelio.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los pueblos que sufren la guerra y el terrorismo, para que el Señor mueva los corazones de todos a trabajar para alcanzar una paz basada en la justicia.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por todos los cristianos, para que nuestra vida sea testimonio de la fe que profesamos.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los niños y jóvenes que comienzan un nuevo curso escolar y sus profesores, para que sea un tiempo de avance en conocimientos y de crecimiento como personas íntegras. ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía sea un impulso que nos haga pasar de seguidores a discípulos de Jesús.  ROGUEMOS AL SEÑOR