DOMINGO 21 DEL TIEMPO ORDINARIO “C” – MONICIONES Y PETICIONES

 

MONICIONES

Inicial. 

 

Respondiendo a la llamada de Dios, estamos reunidos para celebrar la Eucaristía dominical, acto central del cristiano en el Día del Señor.

 

Las lecturas de hoy nos interpelan de un modo directo sobre nuestra forma de seguir a Jesús.  Somos muchos los cristianos que vivimos dentro del seno de la Iglesia, prácticamente convencidos de que éste es el camino ancho que nos lleva a la salvación, sin tener conciencia de la necesidad que tenemos de entrar por la puerta estrecha de la conversión personal.

 

Vamos a pedir en esta celebración una adhesión auténtica al evangelio, que se traduzca en una fe viva y responsable en la vida de cada día.

 

Primera Lectura.

 

La salvación verdadera, sólo puede concebirse bajo el signo de un Dios universal.

 

Segunda Lectura.

 

El creyente ha de acoger las dificultades sin desfallecer, sin desanimarse.  Hemos de reconocer a Dios que nos acompaña en los momentos de prueba.

 

Evangelio.

 

En el reino de Dios no valen privilegios y tradiciones.  Sólo la conversión y el seguimiento a Jesús cada día, nos abrirán la puerta del banquete eterno.

Puestos de pie cantamos aleluya.

 

PETICIONES        

 

  • Por la Iglesia, para que sea testimonio fiel del Evangelio en el mundo.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por nuestra Parroquia y por todos los que en ella dedican tiempo y esfuerzo al servicio de la comunidad cristiana.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por los enfermos y los que sufren las consecuencias del egoísmo y la falta de amor.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por la paz y la concordia entre las naciones, para que un día todos podamos gozar del pan de cada día, la justicia y la libertad, para alcanzar una paz verdadera.  ROGUEMOS AL SEÑOR
  • Por todos nosotros, para que la participación de la Eucaristía nos ayude a vivir cada día en la sencillez y el servicio, como seguidores de Jesús.  ROGUEMOS AL SEÑOR